jueves, 17 de abril de 2014

Medicina China, Preservar la salud

TEORÍA Y MÉTODOS DE LA MEDICINA TRADICIONAL CHINA PARA LA PRESERVAR DE LA SALUD.



La Medicina China tiene una larga experiencia en prevención de enfermedades ya que le da mucha importancia. En su obra más antigua, Huang Di Nei Jing (Clásico de Medicina Interna del Emperador Amarillo) siglo III a. C. Es una obra de autores desconocidos que recoge y ordena una serie de conocimientos en Medicina y Cosmología., ya existían procedimientos destinados a preservar la salud; también se utilizaban con el objeto de aumentar la longevidad y se agrupaban bajo el término genérico Yang Sheng (mantener la vida). Posteriormente,se suman las experiencias populares, hasta formar diversas escuelas y metodologías de la especialidad llamada: Preservación de la salud en  medicina china.
Por un lado, hay que prevenir del ataque de factores patógenos externos, por otro, hay que conservar el Zheng Qi Es el conjunto de las capacidades defensivas del cuerpo. Es similar al sistema inmunológico de la Medicina Occidental, pero también incluye la capacidad de autorregulación, reforzando la defensa contra los factores patógenos. La medicina china destaca la función decisiva del Zheng Qi en el mantenimiento de la salud y la prevención de enfermedades.
La teoría y la metodología de la medicina china para preservar la salud y retrasar el envejecimiento es:
  1. Autorregular el estado emocional
  2. Llevar una vida disciplinada
  3. Seguir una alimentación equilibrada y regular
  4. Adaptarse al entorno y a las cuatro estaciones
  5. Prevenir el contagio de enfermedades
  6. Prevenir traumas externos inesperados
  7. Realizar ejercicios para reforzar la constitución física
  8. Utilizar técnicas o sustancias medicinales para la prevención de enfermedades
  9. Prevenir la evolución de la patología
1. Autorregular el estado emocional
El estado psíquico está estrechamente relacionado con la salud y la longevidad.
Según la medicina china “La autorregulación de las siete emociones” es un factor muy importante para preservar la salud. Destaca la relación inseparable entre las actividades psíquicas y los órganos. El exceso de las siete emociones: alegría, ira, melancolía, preocupación, tristeza, miedo y susto pueden perjudicar el Qi (energía) y la sangre de los órganos. Concretamente, la ira perjudica al hígado, la alegría al corazón, la preocupación al bazo, la melancolía al pulmón, el miedo al riñón…
2. Llevar una vida disciplinada
El control de los horarios, establecer y mantener buenas costumbres de la vida cotidiana, es favorecedor para impedir las enfermedades, conservar la salud y retrasar el envejecimiento. Según la obra antigua “Su wen” tanto el exceso de reposo como de cansancio afectan negativamente a la salud. La intensidad y tiempo de trabajo no tienen que exceder de la capacidad de aguante de una persona.
El inicio prematuro de las relaciones sexuales o el exceso de frecuencia de las mismas consumen energías necesarias para mantener la salud, provocando diversas enfermedades y el envejecimiento precoz.
El cuidado de la higiene ambiental y de la higiene personal son también de gran importancia para mantener buena salud.
3. Seguir una alimentación equilibrada y regular
La relación entre la alimentación y la salud es evidente en todos los sistemas médicos.
La medicina china aconseja:
-      Proporcionar suficiente nutrición para el metabolismo del cuerpo
-    Proporcionarlo en hora fija y en cantidad prefijada con alimentos que favorezcan la digestión.
-    Conseguir una armonía entre los cinco sabores. Cada uno de los cinco sabores de los alimentos actúan sobre su víscera correspondiente, en caso de abusar cierta clase de alimento, puede producir el exceso o insuficiencia de determinado órgano, ocasionando la pérdida de equilibrio entre las cinco vísceras y consecuente enfermedad.  Por ejemplo, el excesivo consumo de salado perjudica al Riñón…
4. Adaptarse al entorno y a las cuatro estaciones
Según la medicina china el ser humano y la naturaleza forman un conjunto, porque existe una estrecha relación entre los cambios climáticos y la salud del ser humano.
Por eso considera que entre el organismo humano y el ambiente existen relaciones que deben ser tenidas en cuenta. Si el estado armónico se desequilibra, sin ser reequilibrado, el resultado será una patología.
En realidad, la MTC considera que existe una continua lucha entre la energía defensiva (Zheng Qi) y las potencialmente dañinas (Xie Qi) factor potencialmente patógeno que puede destruir el equilibrio del cuerpo . La enfermedad es una manifestación de la lucha entre ellos.
Los seis factores climáticos son: viento, frío, calor estival, humedad, sequedad y fuego. En situación normal no provocan patología. Sin embargo, pueden aparecer desequilibrios del ritmo estacional, bien sea por cambios bruscos de tiempo  o por cambios o situaciones anormales. Entonces, si el Zheng Qi no está fuerte, el factor climático provoca una patología, y los seis factores climáticos se convierten entonces en causas patológicas.
Un factor climático, por ejemplo el frío, se convierte en Xie Qi sólo si afecta al equilibrio y el sistema de autorregulación es incapaz de autoequilibrarse provocando manifestaciones clínicas.
5. Prevenir el contagio de enfermedades
Como en medicina preventiva, es muy importante evitar el contagio teniendo en cuenta el aislamiento entre personas sanas y enfermos, incluso de sus utensilios.
6. Prevenir traumas externos inesperados
Como en todas las medicinas es importante evitar accidentes, lesiones deportivas o del trabajo, quemaduras, intoxicaciones…
7. Realizar ejercicios para reforzar la constitución física
El Qi Gong o el Tai Ji Quan por ejemplo, han sido desarrollados a base de los antiguos métodos de ejercicio. La práctica ha demostrado que estos ejercicios tienen la función de fortalecer la constitución física, retrasar el envejecimiento y alargar la vida.
8. Utilizar técnicas o sustancias medicinales para la prevención de enfermedades
El masaje, la acupuntura y la moxibustión pueden utilizarse con fines preventivos.
Por ejemplo, el punto Zu San Li (punto 36 del meridiano de estómago) es conocido por su acción de tonificación general del organismo. Era costumbre ponerse moxas sobre este punto con el fin de fortalecer el sistema inmunitario.
El uso de plantas medicinales figura en números clásicos de MTC. La aplicación de la fitoterapia china para el mantenimiento de la salud tiene una historia milenaria, antiguamente había un dicho que indicaba “la medicina y el alimento tienen el mismo origen”
Mediante materias medicinales se puede desinfectar el aire con su evaporación o combustión, también mediante lavados o contacto con la piel. Aunque lo más eficaz son las fórmulas magistrales vía oral ya sea en infusión, decocción, cápsulas, píldoras… Existen numerosos estudios que revelan su eficacia.
9. Prevenir la evolución de la patología
Es importante cuando se manifiesta la patología actuar rápidamente, por dos razones:
  1. Para hacer un buen diagnóstico justo y preciso que permita elaborar inmediatamente un tratamiento eficaz.
  2. Para evitar el empeoramiento y las complicaciones eventuales.