viernes, 21 de marzo de 2014

Medicina China para tratar el Cáncer

La primera causa de muerte en China es el Cáncer, seguido del derrame cerebral. Las terapias convencionales en la medicina occidental, como la quimioterapia, radioterapia y la cirugía, se han venido usando más desde los años sesenta en los hospitales de China. Sin embargo, los efectos secundarios de estos tratamientos son por lo general altamente debilitantes. Esto ha llevado al gobierno chino a subsidiar estudios sobre las farmacopea china. Uno de los resultados es el uso de Fu Zhen, una formulación para el fortalecimiento del sistema inmune, usado como tratamiento adjunto a la quimioterapia y radioterapia. Fu Zhen protege el sistema inmune de daños funcionales y aumenta las tasas de supervivencia.

Ingredientes de Fu Zhen
·         Codonopsis pilosula
·         Panax Ginseng
·         Ganoderma lucidum 
·         Astragalus membranaceus
·         Atractylodes ovata
·         Glycyrrhiza glabra
·         Ligustrum lucidum

Fu Zhen puede fortalecer la inmunidad no específica del organismo y aumenta las funciones de las células T, o linfocitos T e inhibir el crecimiento tumoral y las metástasis.

En los EEUU o en Europa, es poco común que una persona con cáncer reciba tratamiento sólo con medicina tradicional china (MTC), a pesar de que muchos practicantes y doctores en MTC afirman que la MTC pueda tratar el cáncer sin combinarla con otras clases de medicina, en muchos casos con gran éxito ahí donde la medicina alopática occidental no ha podido hacer nada. Cuando se usa en combinación con la quimioterapia, la farmacopea china puede controlar y minimizar los efectos secundarios de los químicos y puede aumentar el efecto terapéutico. Las hierbas también aumentan las funciones del sistema inmune en caso estar deprimido por la aplicación de radiación.

En China, la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia se consideran tratamientos viables para tumores benignos y malignos por médicos que intentan integrar los métodos orientales y occidentales. Los tratamientos convencionales podrían estar indicados en casos de detección muy tardía o cuando la destrucción tisular y estructural está muy avanzada, ya que los remedios orientales podrían tardar más tiempo del que le queda al paciente. Sin embargo, la MTC puede ser lo más indicado a la hora de deshacerse de las causas patológicas de la enfermedad. Y por supuesto, es la MTC el mejor método para prevenir y realmente curar el desequilibrio básico que causa la patología en primera instancia. 
 
Muchos practicantes en China están convencidos que los mejores resultados se obtienen al combinar ambas medicinas en un “ataque” coordinado en el que se incluyen una dieta controlada, tratamiento herbario, ejercicios de Qigong o Taiji, y Acupuntura.

En la MTC, el cáncer, como todo trastorno, es considerado una manifestación de un desequilibrio subyacente. El tumor sería “la punta de iceberg”, no el cuerpo ni la raíz de la enfermedad. Cada paciente puede tener una clase de desequilibrio energético (Qi) diferente, el cual causa lo que de forma externa podría ser el “mismo” tipo de cáncer, según la medicina occidental. Cada persona, según la MTC, es única, así que el doctor en MTC intentará encontrar el patrón de exceso, vacío o bloqueo específico en cada paciente, el cual es la causa fundamental de la enfermedad. El doctor en Medicina china tratará entonces el desequilibrio y no la condición. El tratamiento indicado variará según el desequilibrio específico de cada paciente.